Muchos pacientes llegan a su óptica buscando un servicio personalizado y que cumpla con sus expectativas, pero aunque no lo crea, no solo se fijan en la forma en la que sean atendidos por los asesores sino que detalles tan simples como la disposición de los elementos o incluso la iluminación, que son claves a la hora de brindar verdaderas experiencias de compra a los clientes.

Suscríbase para leer el artículo completo