La retinopatía del prematuro (ROP) es una enfermedad que afecta la vascularización de la retina inmadura posnatal en los ojos de los niños prematuros. Gracias a los adelantos médicos, tecnológicos y la mejor atención neonatal en los cuneros, la sobrevida de niños de bajo peso al nacer ha aumentado considerablemente a nivel mundial incrementando así la incidencia de esta enfermedad. 

Suscríbase para leer el artículo completo