En la última década han evolucionado las tecnologías tomográficas y topográficas para el análisis del segmento anterior. Se han implementado nuevos conceptos mejorando la caracterización matemática, la precisión en la toma de datos y consiguiendo optimizar nuestros resultados quirúrgicos. No obstante, sigue siendo fundamental nuestra interpretación de la medición y, sobre todo, nuestro aporte subjetivo para una correcta realización de la medida.

Suscríbase para leer el artículo completo